la actualidad museística alicantina

especiales II

La huella del Imperio

Al fondo, los viveros de Illeta de Banyets

Al fondo, los viveros de Illeta de Banyets

Nadia Orenes

Tanto en Lucentum como en Illeta apenas queda una leve huella de lo que fue la civilización romana. Hay que utilizar la imaginación para adivinar en las ruinas las formas de las construcciones romanas. Sin embargo, todavía hoy el visitante se encuentra con sorpresa con ciertos detalles (como un moderno pestillo en una puerta, un ingenioso sistema para calentar el agua de las termas) que dejan bien patente que esas ruinas fueron un día ocupadas por la civilización más avanzada del mundo.

Lo primero que oigo cuando entro en la sala de exposiciones es el silencio general. Aunque hay tan sólo unas pocas personas (es el último día de la exposición), se oye a algún niño entusiasmado aunque respetuoso, y a hombres y mujeres que comentan, pero casi en susurros, por lo que aún así, tan sólo veo silencio. Quizás es por la iluminación, tenue, suavizada aún más por los colores de la habitación: un rojo granate y suave a la vista. Se respira cierta sensación de intimidad, de solemnidad incluso.

Para mí también fue imposible reprimir la admiración casi automática que sentí cuando entré por la puerta y me encontré de golpe frente a los grandes emperadores romanos que dominaron el mundo hace dos mil años. Y a tamaño real. Es normal que los niños miren y callen. Admiración por la reencarnación de este pueblo visionario, que también habitó nuestra tierra. No he visto esculturas que dejen a la gente un mejor sabor de boca que las romanas. “Mira, Nerón”, dice alguien, con una sonrisa en los labios. Otro visitante, que se muestra entendido, comenta el significado de los símbolos que adornan una estela que una vez guardó el cuerpo de un romano, seguramente noble. Al leer debajo de las placas los nombres de grandes emperadores que hemos oído toda la vida, y al verlos conectados a un rostro por primera vez y a menos de un metro de distancia, se pone una especie de cosquilleo en el estómago.

En el siglo III antes de Cristo, las legiones romanas pisaron suelo ibero. Así nació el mundo hispanorromano, que hizo que nuestra tierra quedara engarzada en un nuevo orden político, nacido con el emperador Octavio Augusto, como parte de una de las provincias hispanas: la Tarraconense. En la exposición permanente del Museo Arqueológico Provincial (MARQ ) dedicada al periodo de ocupación romana en la provincia de Alicante, se nos muestra a través de los objetos cómo el modelo autóctono fue perdiendo vigencia a favor de los ocupadores. No obstante, la cultura romana nunca se impuso a sus habitantes, sino que se integró en la sociedad ya existente.

Fotos de Lucentum e Illeta aquí.

El reportaje completo en PDF en:

descarga


——————————————————————————————–

Redescubrir a Sempere

    Rosa María Castells, restauradora del Museo de la Asegurada, frente a la ampliación del MACA

Rosa María Castells, restauradora del Museo de la Asegurada, frente a la ampliación del MACA

Nadia Orenes

El nuevo Museo de Arte Contemporáneo de Alicante, cuya inauguración parece que comienza a entreverse en el horizonte, supondrá la mejor oportunidad para que los alicantinos descubran la figura del artista que más ha hecho por ellos y que sin embargo, menos valorado ha sido: Eusebio Sempere.

“ Es el mejor artista de la ciudad de Alicante, ni antes ni después ha habido alguien tan importante. Lo que pasa es que está muy poco valorado por los ciudadanos alicantinos, y eso que él intentó congraciarse con el pueblo muchísimas veces. La sociedad del momento no entendía absolutamente nada. Un gesto tan desprendido como el que tuvo Sempere con la ciudad, esas 177 piezas de la colección, que tienen un valor que rondarían los 3.000 millones de pesetas, no se entendió.”
Rosa María Castells, conservadora del actual Museo de la Asegurada, lamenta la incapacidad del pueblo alicantino para comprender el papel que Eusebio Sempere cumplió para la ciudad y su gran aportación, materializada en una colección de arte contemporáneo que no tiene precio. Nadie es profeta en su tierra.

De momento, el MACA es una enorme construcción vacía. Pero pronto contendrá una colección de arte contemporáneo sin igual. Las obras están en su recta final. Preguntamos a Rosa María si se sabe cuándo se abrirá el museo. “En verano parece que terminarán la obra. Nosotros no sé si podremos abrir antes de enero o febrero, entre otras cosas porque no sólo hay que dotarlo, sino que hay que controlar que todas las instalaciones funcionen correctamente. No podemos meter las obras en un espacio que no tenga la temperatura o la humedad adecuada. Con lo cual, hasta que no esté acondicionado y la calefacción no funcione espléndidamente, no entrarán las obras.”

Miramos junto con Rosa María Castells, conservadora del actual Museo de la Asegurada, la inacabada fachada del MACA mientras nos habla de lo importante que fue el artista. Ella, a diferencia de muchos alicantinos, sabe quién fue Sempere y lo que hizo. Por ello, tiene la esperanza de que la apertura del nuevo museo sirva para que los ciudadanos puedan, por fin, redescubrir al auténtico Sempere.

Videos de la entrevista aquí.

El reportaje completo en PDF en:

descarga

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: